Achtung-Panzer!

1938, Heinz Guderian. 280 páginas. Editado por Tempus Editorial.

Achtung_PanzerHeinz Guderian, general alemán que participó en la Primera y Segunda Guerras Mundiales, escribió Achtung-Panzer! en 1938. El libro recorre la historia desde los primeros enfrentamientos que hacen uso del tanque hasta la reestructuración del ejército alemán con unidades motorizadas y blindadas.

Guderian cita la Batalla de Haelen, el 12 de agosto de 1914, como el primer intento en la guerra de enfrentamiento a gran escala entre armas blancas y armas de fuego. La caballería fue ampliamente utilizada en esta batalla, con grandes pérdidas en ambos bandos, ya que representó un blanco fácil para las armas de fuego.

Se continuó, esta vez utilizando la infantería masivamente, y se cita como ejemplo la Batalla de Ypres, el 20 de octubre de 1914. De nuevo se perdieron muchas vidas y no se consiguió avanzar por ninguna de las partes enfrentadas.

Se pasó entonces a una guerra de desgaste. Se cavaron trincheras y se utilizaron alambradas. La ametralladora, un arma que había sido auxiliar hasta el momento, se convirtió en el arma principal de la infantería. La guerra pasó a ser básicamente defensiva. Las posiciones de ambos bandos se convirtieron prácticamente en fortalezas, y se sufrían graves pérdidas para ganar posiciones casi sin valor.

La guerra estaba estancada, y sólo nuevas armas con las que sorprender al enemigo supondrían la diferencia. Guderian numera tres en aquel momento: el gas, el carro de combate acorazado y la aviación incipiente.

Como gas se utilizó una sustancia en forma de cloro. Se lanzaba hacia el enemigo para que abandonaran las posiciones. Se dependía mucho de la climatología (el viento y la lluvia) y era peligroso que el viento cambiara de dirección hacia las propias posiciones. El primer uso masivo se realizó en Flandes el 22 de abril de 1915. Se utilizaron 6.000 cilindros de 180.000 kilos de gas. A la 18:00 se abrieron las válvulas de los cilindros, y una nube densa y amarillenta de 600 a 900 metros de profundidad y de altura humana fue arrastrada por el viento a una velocidad de 2 a 4 metros por segundo hacia el enemigo. La sorpresa fue decisiva en esta victoria. Sin embargo, el enemigo se adaptó rápidamente con el uso de máscaras. Otro de los gases usados fue el Gelbkreuz (cruz amarilla) o gas mostaza, que pronto fue común en los campos de batalla.

Ante el vigor de la resistencia con ametralladoras y obstáculos de alambres de púa, algunos ingleses en octubre de 1914 comenzaron a plantearse la construcción de un carro blindado según el modelo de los tractores Holt-Caterpillar, que era capaz, gracias al mecanismo de rodadura compuesto por interminables cadenas, de arrollar cualquier obstáculo, atravesar todo tipo de trincheras y de llevar bajo una coraza a prueba de bala su armamento contra el enemigo. Nació así el tanque.

Tanque Mark V británico Guderian analiza los primeros modelos de tanques ingleses, franceses (Renault) y rusos. Y los primeros usos que de ellos se hicieron en la Gran Guerra. Al principio su uso fue torpe, pero poco a poco fueron resultando decisivos, tanto que son considerados como la principal causa de que Alemania tuviera que recapitular en la Primera Guerra Mundial.

Luego se habla del Tratado de Versalles (1919), firmado después de la rendición, y de las prohibiciones impuestas a Alemania: reducción del ejército a 100.000 hombres y 4.000 oficiales, sin artillería pesada, submarinos ni aviación; prohibición de fabricar material de guerra; supresión del servicio militar obligatorio; disolución del Estado Mayor del Ejército…

Dadas estas prohibiciones, el tanque evolucionó fuera de Alemania y se habla de estos avances. Luego Guderian explica los entrenamientos que realizaron en Alemania con imitaciones de tanques y finalmente, dado que se empiezan a violar las prohibiciones del tratado, sobretodo con la subida de Hitler al poder, Guderian explica como se empezó a organizar el ejército motorizado alemán y de como se debe desarrollar una guerra haciendo uso de la velocidad de las nuevas máquinas, haciendo hincapié en los tanques combinado con la infantería y la aviación. De ahí que se considere a Guderian como el fundador de la guerra relámpago o Blitzkrieg.

Un libro histórico muy interesante, bien estructurado y de fácil lectura. Decir que Guderian fue declarado inocente de los crímenes de guerra cometidos por el régimen nazi, al considerarse que su comportamiento fue estrictamente el de un soldado profesional.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia, Libros. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Achtung-Panzer!

  1. Me ha recordado al Tiger Hunt 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s